Nuestra Sanidad

La osadía del poderoso


Fuente: Blog El Supositorio

JUAN ABARCA RECLAMA MEJORAR LA GOBERNANZA DEL SISTEMA PÚBLICO

“La cartera de servicios debería priorizar enfermos graves y urgentes sobre patologías banales”

Opina que hoy por hoy “para el sistema público la sanidad privada es imprescindible” y advierte de que si no se abordan cambios “el SNS va a hacia la destrucción”

Martes, 09 de julio de 2013, a las 14:03

Jaime del Barrio y Juan Abarca.


Eduardo Ortega Socorro. Aranjuez (Madrid)

Juan Abarca, secretario general del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), considera, a título personal, que el futuro del sistema sanitario público pasa por una reforma que asegure su supervivencia. Dentro de los cambios por los que ha de pasar, opina que va a ser necesario limitar la cartera básica de servicios del Sistema Naciona de Salud (SNS) y que cubra solo atención sanitaria a niños, prevención, urgencias y enfermedades mortales. Sobre la finanaciación del resto de los tratamientos, incluyendo la cobertura de atención a crónicos, afirma, textualmente: “ni copago, ni leches”.

Pero no son las únicas modificaciones que propone el también director general del Grupo HM Hospitales. También considera fundamental cambios en la gobernanza, “hace falta una gestión que coordine todo es sistema”. Además, opina que es fundamental la corresponsabilidad de los ciudadanos: “No se les puede mentir. Hay que decirles que hay que limitar lo financiado y priorizar”.

Fuente: Redacción Médica

La osadía del poderoso.

Que este individuo, poderoso gestor de hospitales privados, vaya dando lecciones de lo que debe ser la sanidad pública es un ofensa. Pretender una sanidad pública de “beneficiencia” para niños pobres, prevención de la que hacen en sus clínicas con “chequeos y revisiones” continuas para concertarlas con ellos; urgencias y enfermedades mortales, es de una simpleza y estulticia grave. Y lo más sonoro, es que la financiación de los tratamiento crónicos, “ni copago ni leches”, me imagino que habrá querido decir “a tocateja”.

¿Para qué? Para que la gente pague pólizas de la aseguradoras que trabajan para sus hospitales y engordar sus cuentas aún más.

Cargándose un sistema público de calidad, el gobierno actual, en connivencia con sus compañeros de clase social y económica, quieren engordar sus negocios.

Si el sistema MUFACE desapareciera, todos sus negocios se iban a pique. Ningún gobierno ha tenido el valor o el deseo de poner fin a una de las mayores injusticias y arbitrariedades del dinero público. Si los gobernantes pasados y presentes hubieran trabajado en ofrecer el mejor sistema público, ninguna persona razonable, salvo los pijos irredentos, contratarían aseguramiento sanitario privado como ocurre en otros países europeos.

Estas organizaciones viven del deterioro del sistema público, y lo están consiguiendo, por el abandono y traición de sus dirigentes y por el acoso carroñero de esta gente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s