Nuestra Sanidad

“A Lo Me Cago En Diez”


A veces deberíamos hacer algunas cosas “a lo me cago en diez”, expresión de una amiga química que refleja una forma de pensamiento que nos llevaría en muchas ocasiones a mejores metas con resultados igual de efectivos que los que obtenemos con razonamientos complejos.

Pero es que lo que hacen muchos de nuestros mandatarios, políticos de turnos, directores, coordinadores, … parece más seguir la filosofía del “me cago en diez” de la filosofía de la razón y del pensamiento.

Nuestro campo como el de muchos profesionales pasa tiempos muy difíciles, lo demuestra la grandes barbaridades que se están llevando a cabo sin criterios clínicos por parte de nuestros gestores ni políticos:

  • En Madrid, la ya duradera #mareablanca, con todo el cuerpo sanitario, desde celadores a médicos, en pie de guerra con un proceso de privatización de la gestión sanitaria por parte de la administración, según ellos, pero que no es más que la privatización de la sanidad.
  • La ampliación de la jornada laboral, por lo menos como ya llevamos viviéndola en Canarias, un año, de 35 a 37,5 horas, que se traduce en darle a la administración una forma de trabajo gratuito por parte del trabajador en diferentes modalidades como puede ser cubriendo doblaje, realizando guardias de 17 horas, 24 horas, servicio de atención continuada, … y así no precisando contratar más personal.
  • En Castilla La Mancha primero, y emulándolo otras Comunidades el cierre de servicios de urgencias por “mejora de distribución de los recursos”. Si es verdad que el papel lo aguanta todo, y que si en un servicio de urgencia de 7 días sólo se ven 40 pacientes es poco, pero si el tránsito por carretera a estos pueblos es difícil, y además si nieva ya es imposible, y la población es anciana la mayoría, se debería tener en los criterios de elección en los cierres.
  • Los recortes contínuos en los presupuestos sanitarios de todas las comunidades, la no reposición de los jubilados o a un nivel de un 10%, no renovación de eventuales, …

Todo esto me hace impulsar la filosofía de “a lo me cago en diez” en el día a día, y quizás dejar a un lado ciertas imposiciones del sistema si el sistema no se preocupa por mejorar por si mismo, sino por empeorar con cada paso que da.

Y esto no va en un pensamiento en decremento de la Atención Primaria ni en la medicina familiar y comunitaria de la que soy un fuerte defensor practicante, sino que quizás deberíamos actuar en “a lo me cago en diez” en la elección de fármacos primando el criterio de cuidados y no el impuesto por la administraciones donde se nos ha bombardeado por la crisis con criterios economistas de ahorro olvidando un poco lo que somos, fundamentalmente, herramientas dedicadas a cuidar a las personas dándole lo mejor, con el mejor beneficio, con el menor daño y lo último sería el gasto.

También deberíamos actuar en “a lo me cago en diez” en el plan de tratamientos con los inmigrantes, sin tener necesidad de si los podemos o no los podemos tratar, si le podemos o no podemos recetar, … debemos actuar “a lo me cago en diez” y tratar a todos por iguales ya que somos principalmente médicos de familia que debemos cuidar a los enfermos por igual sin discriminación alguna, y estamos en un país donde la sanidad es universal y gratuita financiada por nuestros impuestos, que resten de otras partidas menos importantes los gastos (o de los que defraudan).

Y en “a lo me cago en diez” en … a veces mejor no decir todo lo que uno piensa por si …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s