Medicina y Salud

Anticonceptivos orales financiados: éste sí, éste no


Vía: Blog El Supositorio

Los anticonceptivos orales (ACO) son medicamentos “esenciales”. Garantizar una eficaz anticoncepción, con estos medicamentos y con otras posibilidades, es una tarea esencial de un sistema sanitario. Hubo un tiempo, cuando la oferta era reducida, que todos los ACO estaban financiados, de igual forma que los medicamentos antihipertensivos, etc. Al aparecer los ACO de segunda y tercera generación -siempre cambiando el gestágeno, eletinilestradiol (EES) es intocable-; la inmensa mayoría dejaron de ser financiados y su precio se duplicó o triplicó. A pesar de ello, quedaron unos pequeños residuos comoOVOPLEX, DIANE -para sus indicaciones fuera de la contracepción- y los progestágenos solos como CERAZET. 
Por ejemplo, OVOPLEX30/150 (2,53 euros) contiene EES 30 y Levonorgestrel 150, exactamente lo mismo que MICROGYNON (10.93 euros). Uno está financiado y el otro no ¿Es un criterio económico ante una misma sustancia? Si fuera así, sería un caso excepcional, dado que habitualmente todas los productos comercializados de una misma sustancia están financiados, aunque haya diferencia de precio.
La aparición de nuevos gestágenos: desogestrel, gestodeno y drospirenona, motivaron la proliferación de marcas con pequeñas variaciones de las dosis de EES y distintos modos de uso: monofásico, bifásicos, trifásicos, buscando la reducción de los efectos adversos asociados a las dosis más altas de EES o la aparición de “spotting” intermenstrual. Todos estos medicamentos no fueron financiados aunque se convirtieron en los más usados con un precio entre 11 y 15 euros habitualmente. La entrega de muestras gratuitas en las consultas médicas, sobre todo ginecológicas, para fidelizar el uso de una determinada marca fue la forma más extendida de promoción.
Hace pocos días, el Ministerio de Sanidad anuncia que financia dos anticonceptivos orales (genéricos con nombre) DRETINE y DRETINELLE del Laboratorio TEVA que son equivalentes a YASMIN y YASMINELLEPor cierto, el Ministerio cuando escribe de medicamentos no debería permitirse errores tipográficos como poner YASMINE cuando es YASMIN. La drospirenona, con acción antiandrógena, supuso la posibilidad de reducir el uso de la ciproterona en las indicaciones de Acné y Poliquistosis ovárica, además de su uso como ACO convencional. El precio de los nuevos ACO será de 6.34 la unidad, mientras que los originales de Bayer cuestan actualmente 15.45 euros y no están financiados.
Esta decisión, modifica el panorama de financiación pública de los ACO. Si aparecen fabricantes genéricos que reducen el precio, ¿éstos serán financiados y las marcas no?
El tema es importante y se debería realizar una evaluación global de las condiciones de financiación de la contracepción: ciertos ACO sí y otros no, implantes sí, DIU no, etc. Además, los criterios de financiación selectiva deberían ser explícitos para que fueran ampliados a otras áreas terapéuticas de amplio uso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s