Nuestra Sanidad

Consulta de Triage ¿dónde?


Hace un año, y justo antes de la “epidemia de la Gripe A”, en la Comunidad de Canarias se plantearon, concretamente en Tenerife, dos propuestas por parte de la Gerencia, una era la de “La consulta 0” y otra “Triage de Enfermería”.

Estas medidas ha fecha de hoy aún no las he visto en funcionamiento, la primera sí ya que se basaba en poner en un documento lo que deberíamos hacer con un paciente cuando llegaba por primera vez a nuestra consulta, acción que hacemos habitualmente sin necesidad de que estén protocolizadas, pero la segunda quedó, por lo menos para los lugares donde he estado desde esa fecha, en el limbo.

Pero, no sólo la recuerdo, sino la debemos mejorar, ya que recordando el post de mi compañero Enrique Gavilán, el 20% de las consultas diarias son evitables con un buen triage.

El triage se define (del francés triage) como un método de la medicina de emergencias y desastres para la selección y clasificación de los pacientes basándose en las prioridades de atención, privilegiando la posibilidad de supervivencia, de acuerdo a las necesidades terapéuticas y los recursos disponibles. Según el Diccionario de la Real Academia (DRAE) el término triaje no existe, aunque se ha convertido en un vocablo de uso común en servicio de urgencias hospitalarias.

Según el plan protocolizado por nuestra empresa, el triage sería una acción realizada por enfermería que debería valorar todos os pacientes “sin cita” que acuden al centro de salud, clasificándolos en patologías que deberían ser vistas urgentemente, o en aquellas que podrían esperar. Pero quizás el triage debería empezar un paso antes, en la administración.

Triage según autor del post

Primer Paso: Administración

El paciente accede al centro de salud a través de la administración, y ya ellos comienzan con las tareas del triage, ya que clasifican las necesidades del paciente.

Entre estas necesidades la administración indica que no son urgencias:

  • Paciente que viene a repetir
  • Paciente que viene por acciones burocráticas (papeles en general)

Pero deberíamos añadir, paciente que viene con informe de urgencias donde se ha prescrito medicación para las recetas de la misma, ya que estas medicinas las farmacias tienen obligación de darlas con el informe de urgencias, cobrándolas al 100% sin el cupón de descuento de la receta, que podrá ser recuperada posteriormente. Por tanto, Nunca un paciente con informe de urgencias o alta hospitalaria para recetas es un paciente sin cita urgente.

Por otro lado los procesos de IT, el paciente, salvo el momento de la baja o el alta, sabe perfectamente cuando debe acudir al centro en busca de los partes de confirmación, por lo que no coger cita para recibirlo por parte del profesional no se considera una sin cita urgente, ya que es “error” por parte del paciente que además de estar en IT es de lo más importante que se debe acordar.

Además se debe preguntar de la consulta, y aquellos que en mostrador transmitan los motivos se podrán clasificar en grado de urgencias, ya que el sentido común sabe que un catarro de dos días de evolución que acuden sin cita porque no aguanta la tos no es motivo de urgencias, pero este punto es más discutible ya que los administrativos no tienen formación sanitaria.

Paso 2: Enfermería

¿Por qué enfermería debería hacer el triage?

El triage correcta debería hacerlo una UAF completa cada día, ya que las patologías banales podrán ser resueltas o enviadas a domicilio con citas con toda la certeza clínica viable, y las que no se puedan evitar pasaran a su médico sin cita de manera urgente.

Pero debido a la sobrecarga asistencial, y este método es para controlarla y no para aumentarla, se escoge al enfermero para que realice esa valoración inicial, pudiendo discernir si el acontecimiento es urgente o no.

Este es el escollo más importante ya que en las reuniones iniciales oí bien claro al colectivo de enfermería que “ellos no tienen que hacer un triage y que todo lo pasarían”. Si esto es así el triage simplemente retrasa la llegada del paciente al médico y por tanto no debería existir.

Pero los enfermeros están cualificado para valorar a un paciente (reciben formación en Medicina Interna) y además de, con la experiencia igual que el médico, conocer si el problema es urgente o no.

Y sí, el enfermero puede decirle a un catarro sin factores de riesgo que venga con cita a su médico, y que la tos no es un motivo de urgencia si no es una crisis asmática o un EPOC reagudizado, y que se puede comprar en la farmacia un “jarabe para la tos”.

Y así con muchos ejemplos, válidos en la práctica diaria y que reducirían la sobrecarga y mejorarían la planificación de los centros de salud, además de educar a la población (que aún es educable).

Por tanto, ¿para cuando un triage correcto?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s