Comentarios del Autor

Doctor, cuanto nos va a durar …


Una de las mayores decepciones de muchos pacientes en nuestro sistema sanitarios es el cambio contínuo de personal que le atiende a lo largo de su vida.

La frase de “usted es mi médico pero se va a quedar …” es algo muy habitual hoy en nuestras consultas, y esto conlleva a que el paciente esté siempre en una actitud más defensiva y ocultadora que en otras situaciones.

Ahora que está tan de moda la Sostenibilidad del Sistema deberíamos añadir una nueva etiqueta a nuestra lucha que es la Estabilidad del Sistema.

¿Qué queremos decir?

El sistema sanitario se sustenta en los pilares básicos de la atención y cuidados de los pacientes como ya dejaron escrito grandes profesionales de nuestro campo como Florence Nightingale, pero este pilar se tambalea en el propio sistema por los cambios continuos de profesionales sanitarios al pie de las consultas.

El médico de familia o pediatra cada vez que cambia de consulta origina un periodo de incertidumbre normal entre los pacientes y él, desconfianza previa, búsqueda de pruebas, resistencia a la sobrecarga, …

Tras este periodo inicial el profesional sanitario expresa a sus pacientes la forma de trabajar y dirigir el día a día de la consulta, obteniendo resultados de control de demanda, confianza y efectividad al tratamiento.

“Dioses”

El gran defecto de muchos pacientes es crear pequeños “dioses” en sus médicos, tanto en atención primaria como especializada. Esto conlleva a que esos pequeños “dioses” son barreras muy difíciles de franquear por sustitutos temporales o duraderos.

El sanitario debe ser ante todo humilde en su trato con el paciente, debe ayudarlo y su objetivo, simple, cuidarlo. Tras esto debe evitar juicios de valores ante las actuaciones de otros compañeros, ya que con ellos altera el sistema de salud y hace, que el paciente, sea más incumplidor.

La dependencia absoluta a un sanitario no es buena en este sistema.

Calidad y Estabilidad

Los sistemas de salud han intentado legalmente mantener el continuo de cuidados de los pacientes con las pruebas de oposiciones a sus profesionales.

El letargo o retraso de las mismas son suplidas con  ofertas regulares de empleo a todos sus miembros buscando la estabilidad de profesionales en un mismo puesto laboral el mayor tiempo viable.

Este es la forma de estabilizar el cuidados de los pacientes pero deberíamos crear mejoras en las opciones para ayudar a nuestros pacientes y anular la figura de “dioses de otros niveles de salud”.

En medicina 2+2 no son 4 siempre y nadie sabe de todo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s