Comentarios del Autor·Nuestra Sanidad

Ahorrar


En estos últimos tiempos la palabra más audible en cualquier entorno es la de ahorrar.
Las empresas generan recortes de material o personal para mantener su subsistencia.

La sanidad no se ha salvado de este recorte y de este ahorro, pero ¿dónde de verdad se podría recortar gastos sin afectar a los actores de la sanidad, los sanitarios?

Unas cuantas ideas en forma de lista para completar con otras muchas:

1. No más historias de papel, reduciendo el coste que genera las carpetas de los pacientes, el espacio que ocupan que puede redistribuirse para usos mejores, y los papeles de colores que usamos para abrirla. Solución simple, permitir dentro del perfil de cada paciente una carpeta para descargar documentos y a través de las fotocopiadoras que tenemos en los centros de salud que los administrativos escaneen los documentos y los manden en formato PDF a un email que los introduce en estas carpetas, el email simple, el CIP del paciente @ dragoap.es

2. Reducir el numero de folios necesarios para el cobro a tercero. Comprendo la necesidad de al menos un papel con la firma del usuario pero, los DNI, la tarjeta sanitaria se puede escanear y adjuntar en el TARO (aplicación de facturación del área de administración), y dejar acumulado en la web en el TARO el informe pertinente y mandarlo telemáticamente y valorarlo de la misma manera.

3. Ya en un post anterior hable del come folios del DRAGO, creo que es el momento adecuado de acercar posturas entre primaria y especializada, porque ellos también tiene solicitud de recortes, y reducir el papeleo de un lado a otro. Además la información no se perdería por lo que garantizamos mejor la protección de datos y la privacidad.

4. Medicación: me han llegado un comentario que una forma de ahorro seríacambiar los urbasones del centro de salud por una receta, que el paciente la compre y luego la administremos. Esto genera dos problemas, llegará la crisis de urticaria a tiempo y además, nos altera la gestión de trabajo haciéndolo más angosto. Si es verdad que deberíamos suprimir los comprimidos orales de urgencias y dar de una vez por todas TODOS las recetas completas para el tratamiento. Con esto evitamos imprimir informe, me acuerdo en un servicio de urgencias pediátricas que por cada niño se usaba un folio de enfermeria o triage y que se imprimía la visita dos veces, una para adjuntar al informe de triage y otra para el paciente. En total 400 niños en un día, y sin contar las recetas, 1200 folios gastados. ESTO si es GASTO.

Bueno iremos poniendo más ideas pero para empezar creo que damos importantes ideas para nuestras gerencias.

Ahora falta que las apliquen ….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s