El Buen Médico (Blog JMF semFYC)


Estaba esta mañana comprando en El Corte Inglés una mochila para mi sobrina y mientras el dependiente, siempre amables éstos, me la envolvía para regalo escuchaba la conversación telefónica que tenía su compañera de caja.
No lo puedo evitar. En cuanto alguien nombra las palabras “médico”, “centro de salud”, “qué te pasa”, “qué te han dicho” o “pues yo me tomo esto y me va bien” mis orejas se ponen en alerta. Eso sucede mucho cuando voy a una farmacia, lógicamente, aunque sobre las conversaciones del mostrador de farmacia habría para escribir varios libros. En fin, que allí estaba viendo empaquetar mi regalo cuando oigo “¿y eso te ha dicho?”. A continuación transcribo la conversación. Bueno, la mitad. Las palabras del otro lado del teléfono os las dejo a vuestra imaginación.
– ¿Y eso te ha dicho?
-…
– Pues si no estás convencida puedes pedir una segunda opinión.
– …
– Si quieres podemos ir a mi médico
– …
– Es un buen médico de cabecera. Está en Sanitas, pero lo podemos intentar. Vente conmigo y le preguntamos.
– …
– Sí, es muy bueno. Te puede enviar donde sea.
– …
– venga, ya me dices.

Un médico de familia convencido de su trabajo no puede escuchar estas cosas a las 11 de la mañana, hombre.
Primera reflexión: ¿Por qué el médico, no sabemos su especialidad, de la otra persona no captó que no convencía a la paciente?, ¿o lo notaba pero pensaba más en los pacientes que quedaban en la sala de espera?.
Segunda: ¿Tan difícil es decir médico de familia? Lo de cabecera está bien ,muy coloquial, cercano y todo eso. Pero algo debemos estar haciendo mal los profesionales y la Administración para que no se usen bien los términos oficiales.
Tercera: ¿En Sanitas también pasa eso de que te cuelen pacientes de otros seguros? O como lo único que se considera gasto es el gasto farmacéutico (gasto que no tienen los seguros privados) y el tiempo del profesional no computa no pasa nada. ¿Lo sabrá el director de ese centro de salud de sanitas? ¿En ese centro de salud de sanitas se hacen determinaciones de índice tobillo-brazo, espirometrías, atención a domicilio, deshabituación de tabaco, cirugía menor…? Y si no se hacen ¿por qué se llama centro de salud?
Cuarta y más importante: su médico de cabecera de Sanitas, es bueno porque le escucha, le contesta a sus dudas de forma profesional y argumentada, le hace una correcta anamnesis, le resuelve el problema y realiza las actividades preventivas adecuadas…o es bueno porque le envía al endocrino, cardiólogo, reuma, o al dermatólogo que quiere sin ponerle pegas. Es decir, es bueno porque es la pieza principal y más cercana del Sistema o porque es un portero que deja la puerta abierta.
Estuve a punto de preguntarle esas dudas, pero, como casi siempre, me quedé callado y con una débil sonrisa. De todas formas habría sido algo violento.

Juan Quintana Cerezal

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .